LA UTILIZACIÓN DE PRUEBAS FÍSICAS COMO MEDIO CALIFICADOR: “UNA HERENCIA PATOLÓGICA”

Interesante artículo el que ha caído en mis manos sobre el tratamiento de los clásicos test en las clases de educación física.

Pedro Ángel López Miñarro
Paloma Fontana Pérez
Doctorandos “ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD”
Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada.
INTRODUCCIÓN
El resultado final de un proceso de enseñanza- aprendizaje se traduce, al finalizar aquel, en un valor numérico, que trata de mostrar aquellos logros que cada alumno ha conseguido. A la asignación de este valor se le conoce como calificación (Sáenz y cols., 1996).
Anteriormente a la asignación de este valor numérico, existe todo un largo y complejo paso conocido como evaluación (Blázquez, 1994), entendido como un proceso continuo y personalizado, que debe tener por objetivo el aprendizaje de los alumnos y el proceso de enseñanza (Delgado, 1991; Blázquez, 1994).
Sin embargo, con frecuencia la evaluación no se lleva a cabo, porque se confunde con calificación, al interpretarse que ambas significan lo mismo.
Este típico error, ha creado una situación en la que los profesores de Educación Física, utilizan como medio “calificador” las pruebas físicas o test motores, basando el valor numérico en el resultado conseguido por los alumnos en aquellas pruebas utilizadas.
FUNDAMENTACIÓN DEL PROBLEMA
El hecho de calificar mediante el resultado numérico en unas pruebas físicas, es un problema (Sáenz y cols., 1996) multifactorial. Uno de los factores surge del uso de modelos lineales de actuación (Delgado, 1991) donde la evaluación se centra en el producto y el medio principal que se utiliza para la evaluación son las pruebas físicas (Sáenz y cols., 1996).
Pruebas físicas entendidas como la realización por todos los sujetos de una tarea idéntica, con una técnica precisa, para la apreciación del éxito y del fracaso ó para la expresión numérica del grado de logro.
Sin embargo, habría que clarificar que los datos obtenidos mediante estas pruebas, pueden tener un sentido práctico y funcional. Éste sentido se refiere a la valoración y diagnóstico de los niveles de las cualidades físicas (Blázquez, 1994), para tender a que éstas se sitúen en niveles óptimos de salud. Y éste es el objetivo al que deberían tender estas pruebas.
Otro gran problema reside en la interpretación de los objetivos y contenidos de la LOGSE, para Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, puesto que en ningún momento se insta a usar las pruebas como medio para calificar, sino al uso de pruebas como medio de diagnóstico, para atender al buen desarrollo de las cualidades. Esto lo vemos, por ejemplo, en la secuenciación de contenidos para E.S.O. al instar a la “aplicación sistemática de test y pruebas funcionales que informen al alumno de sus posibilidades y limitaciones” (JUNTA, 1989).
Diagnóstico que está más acorde con modelos integradores de actuación (Sánchez Bañuelos, 1986; Delgado, 1991; Blázquez, 1994), donde se valora el proceso, y donde el rendimiento queda excluido categóricamente con referencia a la calificación, por cuanto será en las actividades extracurriculares donde éste debe ser buscado si así se desea.
TEST Y PRUEBAS FÍSICAS
Existe una gran gama de test y pruebas que los profesores de Educación Física usan como medio calificador. En caso de utilizar una calificación o valoración transversal (usando tablas estandarizadas) el problema se agudiza. Algunos de estos tests son:
1. Lanzamiento de balón medicinal.
2. Salto vertical y horizontal.
3. Course Navette.
4. Test de Cooper.
5. 50 metros lisos.
6. Test de Wells (flexión de tronco adelante desde sedestación)
7. Abdominales en 60 segundos.
Si entendemos que el uso de estas pruebas para calificar es una patología a extinguir, aún lo será en mayor medida si se utilizan comparaciones transversales (tablas categorizadas y estandarizadas de puntuación) para establecer la “nota”.
Lic. Pablo Esper Di Cesare. Argentina 2
www.idi.baloncestoformativo.com.ar – iniciaciondeportiva@baloncestoformativo.com.ar
Esto se debe a que la mayoría de los test no se caracterizan por el principio de igualdad, que debería estar presente en todos ellos. Con este principio nos referimos a que las características genéticas, antropométricas, etc., van a determinar el resultado logrado en el test, por lo que no es posible utilizar tablas estandarizadas de puntuación para calificar, puesto que supone cierto grado de discriminación.
Por ejemplo: un alumno muy alto tendrá una mayor altura de salida del balón medicinal y por lo tanto podrá llegar más lejos ante una misma aplicación de fuerza; en un salto horizontal, aquellos sujetos con las extremidades inferiores más largas, pueden ganar centímetros en la batida y recepción; En las pruebas de velocidad o resistencia, la genética puede hacer que el resultado esté muy determinado (por la mayor o menor proporción del tipo de fibras que influyen en el rendimiento de la prueba); la flexión de tronco desde sedestación dará un resultado u otro según los parámetros antropométricos de miembros superiores e inferiores, etc.
Así pues, podemos constatar las tremendas desigualdades que generan parámetros no modificables. ¿O deberíamos suspender a una persona que en un test de flotación ventral, se sumerge debido a su gran porcentaje muscular y óseo?.
CONCLUSIONES
La calificación mediante pruebas físicas es un hecho consumado que hemos heredado en la actualidad. Dicha concepción calificadora se escapa de los objetivos planteados en el nuevo sistema educativo, y de las necesidades reales de la propia materia que nos ocupa.
Por el contrario el uso de pruebas físicas como diagnóstico de los niveles de condición física de los alumnos, no sólo es recomendable, sino eficaz (Blázquez, 1994), por cuanto con ello, podremos cumplir una parte de nuestra labor educativa y sanitaria. Si conocemos los niveles de condición física, se podrá programar un trabajo que tienda a optimizar dichos niveles, y conseguir mejorar su calidad de vida. Objetivo específico que se presenta en los objetivos de la LOGSE para secundaria y bachillerato (JUNTA, 1989).
Debemos plantearnos y analizar muy concienzudamente los procesos de evaluación y calificación, para ser justos y consecuentes con los objetivos de la LOGSE. Habría que seguir la lógica interna de un proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el rendimiento en pruebas o tests físicos para asignar una calificación, queda excluido por su falta de funcionalidad.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BLÁZQUEZ, D.: Estrategias de evaluación formativa en Educación Física y Deporte. Habilidad Motriz, 4, pp.5-15, 1994.
DELGADO, M.A.: Didáctica de la Educación Física en el marco constructivista. En: Actualizaciones en Educación Física. Madrid, Centro de profesores, 1991.
JUNTA DE ANDALUCÍA, CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN Y CIENCIA, DIRECCIÓN GENERAL DE RENOVACIÓN PEDAGÓGICA Y REFORMA (1989): Diseño curricular de Educación Física, Etapa 16-18. Sevilla.
SAENZ , P; TIERRA, J.; GIMÉNEZ, F.J.: La evaluación de la Educación Física en primaria. Habilidad Motriz, 8, pp.18-23, 1996.
SÁNCHEZ BAÑUELOS, F. (1986): Bases para una Didáctica de la Educación Física y el Deporte. Madrid, Gymnos.

Pedro Ángel López Miñarro
Paloma Fontana Pérez

Doctorandos “ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD”

Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada.

INTRODUCCIÓN

El resultado final de un proceso de enseñanza- aprendizaje se traduce, al finalizar aquel, en un valor numérico, que trata de mostrar aquellos logros que cada alumno ha conseguido. A la asignación de este valor se le conoce como calificación (Sáenz y cols., 1996).

Anteriormente a la asignación de este valor numérico, existe todo un largo y complejo paso conocido como evaluación (Blázquez, 1994), entendido como un proceso continuo y personalizado, que debe tener por objetivo el aprendizaje de los alumnos y el proceso de enseñanza (Delgado, 1991; Blázquez, 1994).

Sin embargo, con frecuencia la evaluación no se lleva a cabo, porque se confunde con calificación, al interpretarse que ambas significan lo mismo.

Este típico error, ha creado una situación en la que los profesores de Educación Física, utilizan como medio “calificador” las pruebas físicas o test motores, basando el valor numérico en el resultado conseguido por los alumnos en aquellas pruebas utilizadas.

FUNDAMENTACIÓN DEL PROBLEMA

El hecho de calificar mediante el resultado numérico en unas pruebas físicas, es un problema (Sáenz y cols., 1996) multifactorial. Uno de los factores surge del uso de modelos lineales de actuación (Delgado, 1991) donde la evaluación se centra en el producto y el medio principal que se utiliza para la evaluación son las pruebas físicas (Sáenz y cols., 1996).

Pruebas físicas entendidas como la realización por todos los sujetos de una tarea idéntica, con una técnica precisa, para la apreciación del éxito y del fracaso ó para la expresión numérica del grado de logro.

Sin embargo, habría que clarificar que los datos obtenidos mediante estas pruebas, pueden tener un sentido práctico y funcional. Éste sentido se refiere a la valoración y diagnóstico de los niveles de las cualidades físicas (Blázquez, 1994), para tender a que éstas se sitúen en niveles óptimos de salud. Y éste es el objetivo al que deberían tender estas pruebas.

Otro gran problema reside en la interpretación de los objetivos y contenidos de la LOGSE, para Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, puesto que en ningún momento se insta a usar las pruebas como medio para calificar, sino al uso de pruebas como medio de diagnóstico, para atender al buen desarrollo de las cualidades. Esto lo vemos, por ejemplo, en la secuenciación de contenidos para E.S.O. al instar a la “aplicación sistemática de test y pruebas funcionales que informen al alumno de sus posibilidades y limitaciones” (JUNTA, 1989).

Diagnóstico que está más acorde con modelos integradores de actuación (Sánchez Bañuelos, 1986; Delgado, 1991; Blázquez, 1994), donde se valora el proceso, y donde el rendimiento queda excluido categóricamente con referencia a la calificación, por cuanto será en las actividades extracurriculares donde éste debe ser buscado si así se desea.

TEST Y PRUEBAS FÍSICAS

Existe una gran gama de test y pruebas que los profesores de Educación Física usan como medio calificador. En caso de utilizar una calificación o valoración transversal (usando tablas estandarizadas) el problema se agudiza. Algunos de estos tests son:

1. Lanzamiento de balón medicinal.

2. Salto vertical y horizontal.

3. Course Navette.

4. Test de Cooper.

5. 50 metros lisos.

6. Test de Wells (flexión de tronco adelante desde sedestación)

7. Abdominales en 60 segundos.

Si entendemos que el uso de estas pruebas para calificar es una patología a extinguir, aún lo será en mayor medida si se utilizan comparaciones transversales (tablas categorizadas y estandarizadas de puntuación) para establecer la “nota”.

Esto se debe a que la mayoría de los test no se caracterizan por el principio de igualdad, que debería estar presente en todos ellos. Con este principio nos referimos a que las características genéticas, antropométricas, etc., van a determinar el resultado logrado en el test, por lo que no es posible utilizar tablas estandarizadas de puntuación para calificar, puesto que supone cierto grado de discriminación.

Por ejemplo: un alumno muy alto tendrá una mayor altura de salida del balón medicinal y por lo tanto podrá llegar más lejos ante una misma aplicación de fuerza; en un salto horizontal, aquellos sujetos con las extremidades inferiores más largas, pueden ganar centímetros en la batida y recepción; En las pruebas de velocidad o resistencia, la genética puede hacer que el resultado esté muy determinado (por la mayor o menor proporción del tipo de fibras que influyen en el rendimiento de la prueba); la flexión de tronco desde sedestación dará un resultado u otro según los parámetros antropométricos de miembros superiores e inferiores, etc.

Así pues, podemos constatar las tremendas desigualdades que generan parámetros no modificables. ¿O deberíamos suspender a una persona que en un test de flotación ventral, se sumerge debido a su gran porcentaje muscular y óseo?.

CONCLUSIONES

La calificación mediante pruebas físicas es un hecho consumado que hemos heredado en la actualidad. Dicha concepción calificadora se escapa de los objetivos planteados en el nuevo sistema educativo, y de las necesidades reales de la propia materia que nos ocupa.

Por el contrario el uso de pruebas físicas como diagnóstico de los niveles de condición física de los alumnos, no sólo es recomendable, sino eficaz (Blázquez, 1994), por cuanto con ello, podremos cumplir una parte de nuestra labor educativa y sanitaria. Si conocemos los niveles de condición física, se podrá programar un trabajo que tienda a optimizar dichos niveles, y conseguir mejorar su calidad de vida. Objetivo específico que se presenta en los objetivos de la LOGSE para secundaria y bachillerato (JUNTA, 1989).

Debemos plantearnos y analizar muy concienzudamente los procesos de evaluación y calificación, para ser justos y consecuentes con los objetivos de la LOGSE. Habría que seguir la lógica interna de un proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el rendimiento en pruebas o tests físicos para asignar una calificación, queda excluido por su falta de funcionalidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BLÁZQUEZ, D.: Estrategias de evaluación formativa en Educación Física y Deporte. Habilidad Motriz, 4, pp.5-15, 1994.

DELGADO, M.A.: Didáctica de la Educación Física en el marco constructivista. En: Actualizaciones en Educación Física. Madrid, Centro de profesores, 1991.

JUNTA DE ANDALUCÍA, CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN Y CIENCIA, DIRECCIÓN GENERAL DE RENOVACIÓN PEDAGÓGICA Y REFORMA (1989): Diseño curricular de Educación Física, Etapa 16-18. Sevilla.

SAENZ , P; TIERRA, J.; GIMÉNEZ, F.J.: La evaluación de la Educación Física en primaria. Habilidad Motriz, 8, pp.18-23, 1996.

SÁNCHEZ BAÑUELOS, F. (1986): Bases para una Didáctica de la Educación Física y el Deporte. Madrid, Gymnos.

15 pensamientos en “LA UTILIZACIÓN DE PRUEBAS FÍSICAS COMO MEDIO CALIFICADOR: “UNA HERENCIA PATOLÓGICA””

  1. Vale, muy bonito todo… pero sinceramente estoy hasta el gorro de leer artículos donde nos dicen “lo que no hay que hacer” y es muy fácil demonizar la calificación y quedarse tan anchos. Pero recuerdo que. al final de todo… “cobramos por poner un número en un boletín” y si no lo hacemos puede haber hasta tiros, con lo cual… hay que hacerlo. A nadie le gusta y es injusto, pero ya que hay que hacerlo… ¿por qué nunca nadie se moja proponiendo un método para “calificar” que nos deje la conciencia tranquila? Si con nuestras dos horas semanales, no usamos los contenidos para aprovecharlos en la calificación, entonces las notas sí que serán al tun tun… y eso si que no puede ser… Ahí dejo eso. Recientemente ha habido en Asturias unas interesantísimas jornadas sobre evaluación que por desgracia no han aportado mucha luz al tema de la calificación, sobre todo en aspectos tan controvertidos como la condición física y los test. Seguimos esperado que alguien se aventure. Un saludo y gracias por el artículo

  2. Hola Iván:
    Primero diferenciar dos cosas evaluación y calificación. La evaluación es educativa y es un proceso que nos permite mejorar. La calificación es un invento administrativo que no tiene ningún valor educativo, sí es un gran sistema de clasificación, sanción… y uso de poder (a veces, con toda nuestra buena voluntad).Como bien dices, la calificación es una obligación impuesta en nuestra profesión. No estoy de acuerdo contigo en que es para lo que nos pagan. Yo creo que para algo más.

    Las baterías de test quedan en desuso como medida de mejora de la Condición Física ya que dos horas a la semana de EF no son significativas y entraría el factor de desarrollo del alumnado (Devís y Peiró, 1992), por ejemplo, de manera positiva en fuerza, resistencia y negativa en flexibilidad. Creo que como sistema de calificación caen por su propio peso. Yo utilizo un test accesible y adaptado para valorar la flexibilidad.

    Te recomiendo bibliografía relacionada con Víctor Manuel López Pastor con propuestas para una evaluación EDUCATIVA, digna y democrática, y de ahí, no para, ofrecer alternativas a la calificación, por ejemplo un calificación dialogada donde el alumnado PARTICIPA en todo lo posible un su proceso de evaluación y con el profesorado “dialogan” la calificación.
    En Dialnet puedes ver algunos artículos: http://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=196578
    Existe una cita que dice “Dime como evalúas y te diré como enseñas”.

  3. Estoy de acuerdo es mas importante lo que el individuo pueda aprender que la calificación obtenida.Lamentablemente tenemos que seguir lineamientos administrativos. RAMONA BAEZ
    REPUBLICA DOMINICANA.

  4. bueno ante todo me permitido leer todo lo que comentan los colegas en este mundo don estamos trabajando todos es el modelo por competencia que se esta trabajando en cuba desde el triunfo de la revolucion cubana yo vivo en el ecuador y las metas que tiene el pais con ete nuevo modelo es de lo mejor el sistema de evaluacio deve de ser contante para ver como va las persona progresando en todo sentido de la palabra garcias

  5. Saludos a todos los colegas:
    estoy totalmente de acuerdo que es una herencia patológica, con respecto a la calificación del estudiante siempre he usado el diálogo y valorado su perseverancia y esfuerzo en cada clase. Sólo uso test modificados para cada alumno al inicio de la etapa escolar, así obtengo un diagnóstico individualizado. Creo que de a poco, podremos modificar nuestra disciplina en favor del estudiante y dejar atrás herencias poco deseables.
    Hasta pronto.
    Andrea, Cruz del Eje, Arg.

  6. Creo que efectivamente se demoniza la calificación y que es una cuestión obligatoria, por lo que debemos hacerla lo más justa posible. El hecho de que todos los alumnos tengan características distintas es similar a la situación que se da en otras asignaturas donde hay alumnos con mayores capacidades para las operaciones matemáticas o la música, por ejemplo. En esas materias se valora el valor absoluto de sus conocimientos y no se flagelan como nosotros. Creo que la valoración del desarrollo de las capacidades físicas debe hacerse con los test, pero siempre tras un periodo de entrenamiento y teniendo en cuenta que los otros aspectos (como el esfuerzo por ejemplo) también deben valorarse, lo cual no elimina la validez de los test, tanto para calificar como para hacer un diagnóstico de la condición física de los chicos.

  7. Hola!
    ¿Por qué quitas mi comentario? ¿Es que no se puede estar en desacuerdo? Creo que no debes eliminar comentarios por el mero hecho de que discrepen del artículo siempre que estén bien argumentados y sean respetuosos.

    Pedro.

  8. Disculpa, error mío. Creo que no lo quitaste pero me lo pareció.

    Perdón por el error.

    Pedro

  9. Hola Pedro,
    ¡me alegro de que todo fuera un malentendido! Nunca he borrado un comentario que tenga que ver con la temática del blog, y menos por no coincidir con una opinión. Si algo es enriquecedor, es precisamente la pluralidad de ideas.
    Muchas gracias por comentar, espero poder seguir leyéndote por el blog.
    Un saludo

  10. Las pruebas fisicas no solo deben valer como evaluadoras de su condicion y estado fisico con respecto a los de su misma edad sino tambien como calificadoras,lo malo que debemos como dice Pedro Hernandez es ser o intentar ser lo mas justos posible.Realizar una evaluación individualizada(bastante complicado) y sobre todo las valoraciones de los tests no ser baremos standar.
    Una forma es valorarla actitud y esfuerzo,un alumno con muy buenas cualidades puede realizar la mejor marca del grupo y no esforzarse ni mostrar el menor interes,sin embargo otro alumno se esfuerza muchisimo y saca una nota baja.
    En mi caso valoro las marcas mediante un baremo creado con las marcas de la prueba de los alumnos/as difernciando por supuesto sexo y edades.
    Aun asi como dice Ivan en un comentario anterior la cosa no es fácil(a mi con ordenador me lleva bastante trabajo)y siempre me queda la duda si he sido realmente justo con mis alumnos.Pero bueno con clases de 24 alumnos tampoco creo que podamos ser nosotros los de EF los salvadores de la educacion.
    Los profesores de otras areas creo que no se comen tanto el tarro como nosotros,por si un alumnno tiene suficientes aptitudes para el ingles o las matematicas.
    Un saludo

  11. Saludos desde Chile,

    Me parece que objetivizar la Evaluación en educación física debe ser una costumbre que cada vez debemos quitar de nuestro ejercicio profesional, y proponer una evaluación mixta, que por un lado permita al alumno “comparar” su rendimiento motriz con “otros” mediante tablas estandarizadas, y por otra parte, hacerlo consciente que su “calificación” no va a ser la resultante sólo del logro mayor en tal o cual tabla, sino que también se evaluará su proceso, es decir, factores como el esfuerzo, la disciplina de trabajo, el respeto, el entusiasmo,etc. y estos factores deben necesariamente ser evaluados clase a clase y muchas veces de ellas en conjunto con el alumno (autoevaluación). En mi ejercicio profesional promuevo una evaluación mixta; dónde la calificación está dada por la ponderación de la aplicación del test (40%) y por sus avances en el proceso de enseñanza aprendizaje (PEA), en el plano actitudinal fundamentalmente, evaluando clase a clase a cada uno de los alumnos, con indicadores como Esfuerzo, Disciplina, Respeto. la resultante de esa evalaución dará el 60% restante. Así, todos los alumnos podrán aspirar a obtener los mismo resultados en su calificación.

    Saludos cordiales desde talca, Chile.

    Pablo Toledo

  12. Hola, soy de México, me gustaria saber mas sobre lo mas nuevo que hay en Educación Física a nivel mundial y que ya haya pruebas de sus resultados. Gracias.

  13. Hola buenas a todos,
    he leido todos sus comentarios, también el articulo, en primer lugar del articulo solo dire una cosa:
    Me parece increible comparar una prueva física que puede que tenga mas o menos funcionalidad, es cierto eso se podra discutir, con una que no tiene nada de funcionalidad, (stenhouse decia enseñar para la vida… ensenñar a flotar? si a caso sera a nadar? en fin ahi dejo el comentario).
    Referente a sus comentarios posteriores al articulo, efectivamente que encuentren grandes handicaps, inconvenientes… una area tan reciente como la nuestra (los primeros titulos de licenciados en Educación Física en España 1984) y que si estudiamos su historia vemos que siempre ha sufrido un proceso de marginación (a excepción del la antigua grecia…) como nos dice Ivan debemos experimentar, provar y deberian dejar que nos equivoquemos si así fuere y no que se de el intrusismo donde todos saben de “gimnasia”.
    Ayudando al comentario de Clint y a los de las comparaciones con matematicas etc debo decir que estas no se acaban donde lo dejaron en que en mates ellos lo tienen claro y establezen una objetividad sino que ademas tienen profesores de refuerzo des de orientación, 2 profesores en el aula de la misma especialidad solo en ocasiones, un presupuesto que se ajusta a su realidad en necesidad de material físico, un numero de alumnos pedagogicamente correcto (es logica si das 4 horas a la semana tienes menos grupos, la mitad, si encima haces desdoblamientos menos de la mitad) nosotros tenemos de 180 a 220… por tanto menos reuniones, menos notas que justificar, menos agendas donde anotar el seguimiento del alumno y mas tiempo para hacerlo, mayor control por lo dicho y porque estan sentados… ahora les dan pizarras digitales y ordenadores, entonces claro así cualquiera, en Educación Física en Spain la situación es otra 0 de ayudas y solo 2 horas… es obvio que a uno le cuesta exigir al alumno porque tiene la sensación que como docente no le aporta suficiente entonces valorare que por lo menos sea un buen chaval… a parte la faena que me supone… no tengo tiempo, 4 sesiones para un examen practico de coordinación individual… en fin… el propio sistema no te lo permite chico! Que ojo claro que es hipernecesario educar en valores, que nadie piense que postulo lo contrario, pero no creo que deba ser lo unico en nuestra area o que se obvien otras partes esenciales lo otro solo por que su actitud es excelente… Este año trabajo mucho y de forma muy consciente intentando tener todo en cuenta de forma experimental aventurandome en el asunto, ademas lo he hecho cuando ya llevo un bagage y estoy convencido de que es el momento y forma y de cara al año que viene si que quiero mojarme en el tema, seminarios, jornadas etc intentare mantenerles informados. Arley si pudes comentanos algo mas de Cuba y tal y entra en detalle con que exigen en Educación Física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>